• Aunque se pondrán otras condiciones, sin este compromiso no habrá negociación y votarán en contra

 
Cáceres, viernes 20 de octubre de 2017. El grupo municipal de Ciudadanos, no se sentará a negociar con el equipo de Gobierno los presupuestos de 2018 si no existe un compromiso real por su parte para bajar el tipo impositivo del IBI, y que esta bajada se aplique desde el 1 de enero.

 

Así lo ha indicado el portavoz municipal Cayetano Polo, que en la jornada de ayer mantuvo una reunión con la alcaldesa Elena Nevado, la concejal de Economía María Guardiola y el portavoz del equipo de Gobierno Rafael Mateos, donde les expuso que esta es una condición imprescindible para sentarse a negociar, y por tanto no apoyarán los presupuestos.

 

Si el gobierno se compromete a ello, explica Polo, “nos sentaremos a negociar y plantearemos otras condiciones que sean beneficiosas para todos los cacereños, pero sin la reducción del IBI no habrá negociación”.

 

Para Ciudadanos, destaca el portavoz, “la mejor forma de dinamizar la economía, que es lo que en estos momentos necesita la ciudad, es bajar la presión fiscal sobre los ciudadanos, y consideramos que es factible en este momento”.

 

Si se produce esta bajada en el IBI el Ayuntamiento dejaría de recaudar alrededor de un millón de euros, “y aunque desde el equipo de Gobierno nos manifestaron en la reunión que ven complicado poder cumplir esta condición, consideramos que se debe buscar la fórmula para ello.”.

 

En cuanto a las 10 condiciones que puso la formación para los presupuesto de este año, Polo destaca que se han cumplido todas, “lo que supondrá un beneficio para todos los cacereños, y nos anima a seguir trabajando en iniciativas que tengan repercusión en la ciudad, para mejorar su presente y futuro”.

 

El apoyo a los autónomos, la licitación del Plan Especial y la Auditoría, el incremento de la partida para cooperación, las ayudas a celíacos, la remodelación de urbanismo, los pliegos de la Plaza de Toros y las casetas del ferial, la Mesa de Aldea Moret o el Plan de Inclusión, “son algunos de las condiciones que pusimos sobre la mesa y que  se han cumplido, si ahora aceptan la bajada del IBI, nos sentaremos a negociar”.

 

”Desde que llegamos al Ayuntamiento, nuestro objetivo ha sido presentar y desarrollar iniciativas beneficiosas para todos los cacereños, y no como otros grupos que se levantan de mesas de negociación y abandonan las instituciones; y vamos a seguir trabajando para lograr este objetivo”, asegura Polo.